BIO

Ángel Zambrana (Sevilla, 1987) creció escuchando los discos que sonaban en casa, desde los Beatles a Santana, Boney M o Michael Jackson. Pasados los 20 años montó una banda de versiones en un garaje con amigos que compartían las mismas inquietudes, y eso hizo que despertase su curiosidad por el oficio de escribir canciones. Empezaba a asomar la cabeza por los bares de la ciudad y a gestar las bases de lo que arrancaría después. 

En el verano de 2017 maqueta un EP de la mano de Juan Antonio Mateos (Grabaciones Sumergidas), de donde salieron seis canciones que se convirtieron en «Disparos». Primeras tomas, grano y alma, sin artificios. Temas biográficos que cuentan historias cotidianas y que beben de la canción de autor y del pop rock en castellano. Ángel se lanzó a la carretera con pequeños shows acústicos que lo llevaron de norte a sur por gran parte del país; una treintena de fechas a sus espaldas, cerrando gira y etapa como no podía ser de otra forma en Sevilla. Esta grabación solo está disponible en formato físico.

En marzo de 2019 reúne un puñado de músicos de la escena sevillana y se centra en la grabación de su primer disco, «El último aliento», en los estudios Pancake Analog Recording (Dos Hermanas, Sevilla), posteriormente masterizado por Jordi Gil en Sputnik Recording Studio. A los mandos de la producción se encuentran el propio Ángel Zambrana acompañado por Gonzalo de Cos, consiguiendo llevar las canciones al terreno donde siempre ha querido estar; diez cortes que combinan la nobleza con la aristocracia de barrio. Un sonido más depurado y representativo de su universo musical que vio la luz en octubre de 2020.